martes, 28 de febrero de 2012

Dulce hada de febrero

Se acaba el verano y entre chaparrones y nubes, las hadas del jardín  nunca dejan de trabajar, pintando con hilos frutos en mil tonos, ayudando a despertar a los pimpollos remolones,  que ofrecerán las últimas flores.  Aunque; ........... siempre hay un ratito para jugar a las escondidas con las escurridizas langostas, y la nueva cachorra, que le encanta correr.








Maia,  la nueva integrante de la familia.